Receta para eliminar los desechos del cuerpo y ayudarte a perder peso.

Receta para eliminar los desechos del cuerpo y ayudarte a perder peso.

Si en algún momento se ha preguntado por qué no puede perder peso, tal vez porque está lleno de desechos, su cuerpo no ha podido evacuar debido a algún problema que tiene a nivel digestivo. Hoy queremos enseñarle una bebida completamente natural con la que podrá expulsar todos los desechos de su cuerpo y acelerar su metabolismo para iniciar el proceso de quema de grasa.

Sabemos que este proceso puede ser un poco tedioso, ya que requiere una cantidad indescriptible de fuerza de voluntad, pero le daremos un pequeño impulso gracias a esta bebida natural que explicaremos aquí paso a paso. Así que no esperes más y presta atención a las indicaciones que te daremos a continuación para que puedas preparar esta bebida con la que eliminarás todos los desechos de tu cuerpo.

Bebida que elimina todos los desechos del cuerpo.


Ingredientes que vas a necesitar:

Una cucharada de linaza.

Una cucharada de semillas de chia.

Una cucharada de jugo de limón.

Un vaso de agua fría.

Preparación y modo de uso:

Para la preparación y el modo de uso, todo lo que tiene que hacer es mezclar cada uno de los ingredientes y dejarlos reposar en el refrigerador durante toda la noche.

Al día siguiente, estará listo para ser ingerido y la forma correcta de hacerlo es beber un vaso de agua con el estómago vacío y el otro antes de irse a la cama. Haga este tratamiento durante 2 semanas y verá cómo la grasa comienza a dejar su cuerpo más rápido que la mantequilla.

Lo importante de esta preparación es que la chía y la linaza nos proporcionan una gran cantidad de proteínas y fibra que quizás en otras bebidas no podemos obtener y el limón por su parte es un excelente alcalino que estimula el cuerpo y logra que comencemos a comenzar. perder peso como loco

Recuerde que solo queremos darle los mejores consejos en el campo de la medicina naturista, pero necesitamos que haga las recetas de la letra solo para que pueda ver los resultados.

15 consejos de expertas para perder peso en poco tiempo

1- Realizar las cuatro comidas

No saltear y no incorporar la diversidad de alimentos. Desayuno, rompa la noche rápidamente para comenzar el día con mucha energía. De vuelta a la cocina de casa. Deje un poco de la semana para cocinar y enfriar o congelar alimentos saludables. Coma con menos sal. Comience a preparar comidas con una variedad de hierbas aromáticas y especias.

2 – Incorporar las verduras diariamente

De todos los colores, crudos, cocidos, en sopas, revueltos, pudines, woks…. Uno de los puntos importantes es incorporar fibras y nutrientes a través de las verduras, que no pueden faltar y deben consumirse diariamente.

Lo ideal es tener entre dos y tres colores de verduras en el plato, para complementar las vitaminas y minerales. Mientras más colorida sea la dieta, más nutrientes se incorporan.

Hay que tener en cuenta que el plato, ya sea de invierno o de verano, debe contener un 50% de verduras.

En cuanto a las frutas, se pueden consumir solas como tentempié o postre, o añadidas a preparaciones como el pudín o los panqueques caseros.

3 – Hidratar, nada como el agua

Reduzca el consumo de refrescos y jugos comerciales ya que contienen muchos aditivos como colorantes, edulcorantes y conservantes y elija reemplazar el agua, con o sin gas, limonadas caseras o jugos con sabor natural (como rodajas de limón, toronja, menta, jengibre o hierbas) y tome té de hierbas o té frío como una forma de hidratación.

Una cosa muy común en invierno es que usted tiende a beber menos agua. Se conserva la pequeña botella que suele acompañar a los días calurosos para mantenerse hidratado y el líquido se bebe sólo en las comidas principales. Una buena opción, para seguir consumiendo los dos litros de agua necesarios al día, es aumentar el consumo de infusiones como el mate o el té, hacer frente al frío e incorporar un poco más de líquido, aunque el consumo de agua sigue siendo fundamental y esencial para el organismo.

4 – Pescado, al menos tres veces por semana

Para incorporar pescado, al menos tres o cuatro veces por semana, gordo o no, lo importante es consumirlo diariamente. El pescado ofrece, además de proteínas de buena calidad, una muy buena digestibilidad (se digieren correctamente sin sufrir trastornos digestivos). Y a través del pescado también se incorporan los famosos ácidos grasos omega 3, que son importantes para la regeneración celular, la función cerebral y su acción antiinflamatoria en las células.

Asimismo, las Guías de Alimentos para la Población Argentina recomiendan la ingestión de una porción diaria de carne del tamaño de la palma de la mano. La frecuencia que sugieren es para el pescado dos o más veces a la semana, para otras carnes blancas dos veces a la semana, pero para las carnes rojas hasta tres veces a la semana. Sugieren eliminar la grasa visible, seleccionar cortes magros y evitar el uso de medios grasos para cocinarlos. También recomiendan consumir hasta un huevo al día, especialmente si la cantidad de carne consumida no es suficiente.

5 – No te pierdas el omega 3

Incorporar Omega 3 a través de suplementos. Estos aceites tendrán una acción específica en la reducción de la inflamación celular, muy importante también para la protección cardiovascular y para la formación de nuevos tejidos neuronales. La suplementación se puede obtener principalmente a través del aceite de pescado.

6 – Incorporar grasas buenas

El aceite de coco, aguacate, nuez y ghee – mantequilla clarificada – protege el sistema cardiovascular por excelencia y también proporciona saciedad y ayuda a no tener tanto apetito durante el día. Además, las grasas forman hormonas, ya sean sexuales o no.

7 – Reducir el consumo de azúcares

Ya sean refinados o derivados de productos industrializados, los azúcares generan más inflamación, resistencia a la insulina, glucemia desequilibrada y, en consecuencia, más apetito, más dependencia y más deseo de seguir comiendo azúcar.

8 – Controlar el consumo de harina

Los principalmente refinados, ya sea en galletas, pan, pizza, facturas, empanadas, tartas, tartas, tartas deben ser evitados. Controlar los alimentos ricos en carbohidratos es fundamental para mantener el peso.

Eliminar la disponibilidad diaria de galletas, productos de panadería, bebidas azucaradas y alimentos ricos en azúcar y grasa. No ponga a disposición alimentos que les hagan perder la salud.

En su lugar, tenga alimentos naturales y saludables disponibles. Agua fresca en la nevera, lavada, pelada y lista para comer frutas, galletas, panes, panes, bizcochos caseros para compartir con la familia.

9 – Actividad física, fundamental

Ya sea actividad aeróbica o musculación, debe ser parte de su rutina diaria porque no sólo ayuda a tener una mejor composición corporal en términos de grasa y porcentaje muscular, sino que también ayudará a mantener su metabolismo más activo, lo que ayuda a controlar mejor su peso corporal.

Además, los beneficios del ejercicio regular son infinitos:

  • Mejora la salud de los huesos, aumenta la flexibilidad de las articulaciones y permite el equilibrio y la coordinación.
  • Ayuda a normalizar los valores de presión arterial
  • Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Previene el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad, la hipertensión, la dislipemia y otras enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a lograr la pérdida de peso cuando se combina con un plan de dieta apropiado
  • Aumenta el colesterol HDL (bueno)
  • Ayuda a preservar las funciones mentales (comprensión, memoria, concentración)
  • Reduce el estrés, mejora el estado de ánimo

Se recomienda a los profesionales que caminen al menos 30 minutos al día.

10- Descansa bien

Pasar una buena cantidad de horas durmiendo y tener un sueño reparador es esencial para regular las hormonas, reducir el ciclo del cortisol, que ayuda al bienestar diario, tener energía y mejorar el metabolismo basal. Por lo menos ocho horas de sueño, que es reparador es ideal.

11- Cuando se trata de cocinar, no grasas poliinsaturadas.

Trate de no usar aceites vegetales como el maíz y el girasol, porque son grasas poliinsaturadas que se oxidan fácilmente, en su lugar use aceite de coco o ghee, que son un tipo de ácidos grasos que son mucho más resistentes a la cocción sin oxidarse.

12- Incorporar té verde

La infusión contiene epigalocatequinas, que son antioxidantes muy potentes que generan protección contra los radicales libres generados por el medio ambiente, la protección del medio ambiente y el propio metabolismo. Es un excelente antioxidante para incorporar, al menos dos tazas al día.

13 sí a los probióticos naturales

Incorpore los probióticos de forma natural, ya sea a través de una bebida de kéfir o de miso que se puede añadir a la sopa, al chucrut o a los encurtidos fermentados. Es una forma de añadir microorganismos benéficos a la microbiota intestinal y así ayudar a mantener una buena salud digestiva.

14- A la hora de comer, no en las pantallas

Al sentarse a la mesa es preferible dejar fuera la tecnología, los problemas, las discusiones, el mal humor, y hacer un momento de felicidad. Es importante que nos escuchemos unos a otros, pero sobre todo que escuchemos a nuestros hijos. Conéctese con lo que se está comiendo, aproveche el momento y hágalo con paciencia, para que así sea para ellos.

Planee actividades familiares que involucren movimiento. Un paseo al parque, un paseo en un lugar agradable como un paseo en bicicleta, incluso actividades diarias como limpiar la casa, reparar el jardín, pueden ayudar a aumentar la actividad física y evitar el estilo de vida sedentario. Al mismo tiempo que se disfruta de la familia, los lazos se comparten y se fortalecen.

Junto con esto, es importante regular el uso de pantallas y actividades que promuevan el sedentarismo y la soledad.

15-Promover y difundir hábitos saludables

¿Qué puede hacer la sociedad en su conjunto para mejorar y tratar de asegurar que todas las personas tengan hábitos saludables?

  • Trabajar en la regulación de la publicidad de alimentos ricos en grasas, sodio y azúcar para reducir su consumo.
  • Fomentar el consumo de alimentos nutritivos, empezando por las frutas y verduras para lograr la recomendación diaria, regulando los precios, mejorando la disponibilidad, educando para una mejor elección de los alimentos.
  • Promover la actividad física para reducir los estilos de vida sedentarios y prevenir enfermedades, mejorando los espacios públicos, los entornos laborales y escolares activos, promover el uso de medios de transporte que involucren a nuestro cuerpo, como caminar o andar en bicicleta.

Aunque estos consejos se aplican a todos, lo ideal es ser asesorado por un profesional que guíe a cada paciente y analice el caso en particular para contener y acompañar a la persona en este nuevo camino hacia una vida más saludable.

Loading...

Related Posts

About The Author

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




A %d blogueros les gusta esto: